Sobre Pegamentos para luthería por Esteban Gonzalez

Pegamentos para lutheríaConsejos para los músicos que se atreven a realizar un mantenimiento o la reparación de sus instrumentos.

Para esta primera presentación pasaremos lista al tipo de pegamentos que se pueden utilizar en reparación.

Principalmente usamos cuatro tipos de pegamentos :

– Colas : pueden ser naturales de nervio o hueso (se recomienda no usar estas colas en reparación no profesional, ya que se debe trabajar en caliente a baño maría y su aplicación es dificultosa) o sintéticas, cola blanca de carpintero. Las colas son solubles en agua, y su aspecto más o menos viscoso se debe al porcentaje de esta en el pegamento; al ser la madera un material higrométrico (que absorbe o despide la humedad del medio ambiente buscando un equilibrio, llamado “equilibrio higroscópico”), absorberá la humedad del pegamento, por lo que este se espesará, este proceso es más notable al aplicar la cola en maderas porosas y poco densas como los cedros y los abetos, por lo que estas maderas demandan una capa más gruesa que las maderas más densas y menos porosas. Estos pegamentos son relativamente fáciles de despegar, en especial las colas naturales, si el resultado de la reparación no ha sido satisfactorio. La cola sintética se adquiere en ferreterías y pinturerías, seca aproximadamente en quince minutos y se debe mantener con prensa o sujeto por un mínimo de cuatro horas. La cola natural en droguerías especializadas, su secado es más lento, y precisa de dos horas de secado y entre doce y veinticuatro horas de prensado.

– Pegamentos epoxi: poseen dos componentes, uno de los cuales trabaja de catalizador sobre el otro, y a partir de la mezcla en partes iguales de los mismos el pegamento comienza a endurecerse. Este puede usarse para encolar partes que deban resistir mucha fuerza o tensión, la dificultad del uso de estos pegamentos es que son casi imposibles de despegar sin lastimar el instrumento, entonces deben ser usados en juntas muy precisas, y teniendo muy en claro los procesos que se van a realizar en el prensado. No es recomendable para la reparación de instrumentos finos, pero puede solucionar graves problemas cuando faltan pedazos de una reparación por ejemplo en los tacos y mangos. Se presenta de diferentes cantidades, y con diferentes tiempos de endurecimiento, desde diez minutos a una hora, los primeros deben estar prensados por un mínimo de cuatro horas, los segundos por veinticuatro horas, estos últimos permiten realizar la reparación en un tiempo más prolongado. Existen epoxis que pueden ser flameados para su mayor penetración y elasticidad.

– Cianoacrilato: es un pegamento anaeróbico, conocido en nuestro país como La gotita, se utiliza para reparar fisuras en tapa, aros y fondo, y como sellador. Viene en un solo componente incoloro, y con diferentes tiempos de secado. Debido a lo liviano, este pegamento logra una gran penetración en la madera, llegando a cristalizar algunas muy poco densas y porosas como los pinos armónicos, esto lo hace un material delicado para trabajar con manos inexpertas. Debido a lo complejo de su utilización recomendamos no usarla si no es por profesionales, ya que las reparaciones mal realizadas con este pegamento, al igual que con los epoxis, pueden deteriorar realmente un instrumento.
– Resina alifática: es similar en su utilización y presentación a la cola sintética, pera da mejores resultados, la humedad no le produce cambios, y es más rígida.

Nota : no usar de ninguna manera cementos de contacto.

Los instrumentos musicales finos deben ser reparados y/o restaurados concientemente y con gran responsabilidad, y principalmente, por manos especializadas.

Esteban M. Gonzalez*
gonzalezluthier@uol.com.ar

* Luthier, músico e investigador, se dedica a la construcción de guitarras clásicas, y antiguas, y a la enseñanza del oficio artesanal de construcción de instrumentos musicales.