Juan Alais: Pionero del arte Guitarrístico Argentino por Héctor García Martinez

Juan AlaisGran tañedor del instrumento, se lo apodaba “Juan el Inglés” por ser su padre de origen británico, aunque de ascendencia francesa.

Alais nació en Buenos Aires el 7 de diciembre de 1844.
Falleció en la misma ciudad el 7 de octubre de 1914.

Domingo Prat en su “Diccionario de Guitarristas” sostiene: “En 1870, formado ya su hogar, se recibe de profesor de música dedicándose por entero al arte de su predilección, sobrepasando en mucho el valor de los guitarristas de su tiempo, clasificándosele hoy como el decano de esos instrumentistas argentinos”.
Era requerido en ambientes de la sociedad distinguida del Buenos Aires de las últimas décadas del siglo 19, donde era permanentemente invitado para hacer oir su guitarra.
Por sus propios medios se hizo de una formación musical cuyos resultados fueron de lo más positivos, ya que el maestro Bassi lo incorporó a la orquesta del Antiguo Teatro Colón de Buenos Aires.
Estuvo en las campañas de las batallas de Cepeda y Pavón y durante la guerra del Paraguay sirvió a la guarnición que quedó en Buenos Aires. Según cuentan las crónicas de la época, Alais con su guitarra deleitaba en esas circunstancias el alma de sus compañeros, durante las horas tristes y dramáticas del campamento.
En 1882, en el jardín Florida, un grupo de amigos y admiradores organizaron un concierto a beneficio suyo. La repercusión fue inmensa algo que quedó registrado en los diarios de la época: La Prensa, La Nación, Las Provincias, La República y otros medios del interior como “El Eco de Azul” y la revista “El Álbum del Hogar”.
En 1884 su fama trasciende las fronteras argentinas: es nombrado Socio Honorario del Centro Musical Chinchu Alta (Perú), ocasión en la que se le envió el diploma N° 26, firmado por el presidente Dr. Romualdo Ibáñez.
Su labor de compositor también fue importante, al margen de obras de corte clásico, compuso otras de sabor folklórico, de simple e interesante armonía. Algunos de sus temas han quedado incorporados para siempre en el patrimonio musical guitarrístico de Argentina, como el popular vals “Un Momento”, interpretado por numerosas generaciones durante más de medio siglo. Le siguen las mazurcas “La Ñatita” y “La Perezosa”, “Un Recuerdo” (vals) y otras más.
Según Prat: “Alais como compositor atrae por su melodía y el desarrollo técnico de sus obras en que influyen las posiciones más comunes de la guitarra, en la mano izquierda, dentro de las cuales desarrolla su tema melódico airosamente”. Las composiciones de Alais alcanzan al número de 87, entre mazurcas, valses, zamacuecas, estilos, etc..
También fueron memorables sus participaciones en reuniones íntimas de la época, como las que se realizaban en la casa del General Leyría en 1908, y en otros sitios donde se reunían los amantes del canto y la guitarra, como eran la tienda de comestibles de Raconi en las calles Perú y Garay y “La Verbenita” de Belgrano y Saavedra. Allí se daban cita además de guitarristas y cantores famosos, destacadas figuras del arte payadoril como Gavino Ezeiza, Pablo Vazquez y los instrumentistas Caprino, Simeone y Quijano, a los que se sumaban Juan Alais y Domingo Prat. Este último recuerda que en estas reuniones “antes que pasara a “cuarto menguante” Alais imponía silencio para hacer tocar al “catalancito Prat”, como solía llamarme”.

Pese a todo lo que este pionero de la guitarra nos brindó, su final ocurrió en la fecha indicada luego de padecer por mucho tiempo una cruel enfermedad. Domingo Prat fue el único guitarrista de la época que lo acompañó hasta su última morada. Él mismo lo expresa así: “El catalancito Prat fue el único colega que concurrió a acompañar sus restos, decir esto es doloroso para los que fueron sus amigos, más lo es para su acompañante, pero es necesario decirlo”.

[Datos tomados del “Diccionario de Guitarristas” de Domingo Prat]

Héctor García Martinez
hgarciamartinez@hotmail.com
http://www.guitarrasweb.com/hectorgarciamartinez